Síguenos en Instagram!
No te pierdas nuestros casos reales
Portfolio Tags
Hiperhidrosis axilar y palmar
El tratamiento de medicina estética para disminuir la Hiperhidrosis axilar y palmar se trata mediante la inyección de toxina botulínica (comúnmente conocido como Botox) con el fin de interrumpir la hiperactividad de las glándulas sudoríparas.
1004
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-1004,bridge-core-3.0.7,qi-blocks-1.2.2,qodef-gutenberg--no-touch,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.6.3,,qode-page-loading-effect-enabled,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-overridden-elementors-fonts,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-29.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.10.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-5,elementor-page elementor-page-1004
 

Hiperhidrosis axilar/palmar

El tratamiento de medicina estética para disminuir la Hiperhidrosis axilar y palmar se trata mediante la inyección de toxina botulínica (comunmente conocido como Botox) con el fin de interrumpir la hiperactividad de las glándulas sudoríparas.

Tratamiento

20 min¹

Resultado
Inmediato
Dolor

Prácticamente indoloro

Duración

Hasta 6 meses

Precio

desde 399€²

¿En qué consiste
el tratamiento?

Las glándulas sudorípadas están inervadas por el sistema nervioso simpático y el principal neurotransmisor es la acetilcolina. Precisamente la toxina botulínica inhibe temporalmente el efecto de la acetilcolina, consiguiendo interrumpir la hiperactividad de las glándulas sudoríparas. Así pues, el bótox bloquea los mensajes procedentes de los nervios que están ordenando a las glándulas sudoríparas producir sudor.

Con el diagnóstico correcto y una primera evaluación se determina si es viable el tratamiento y la zona a intervenir. La hipersudoración puede aparecer en axilas, frente, palmas de las manos y plantas de los pies. Las axilas son las más afectadas (73%) seguidas de las manos (45,9%), los pies (41,1%), el cuero cabelludo (22,8 %) y las ingles (9,3 %).

Aún así, este exceso de sudoración lo podemos encontrar en cualquier parte del cuerpo, incluida la cara y los genitales.

Técnica

La técnica a emplear,  como ya hemos comentado anteriormente, se realizará mediante infiltraciones de Toxina Butolínica, (comunmente conocidoo como ‘Botox’), mediante múltiples microinyecciones con agujas muy finas se administran pequeñas dosis de toxina botulínica en la zona definida. El tratamiento se hace bajo anestesia tópica. Así, dado que las agujas que se utilizan son muy finas, el tratamiento es prácticamente indoloro.

La duración de este tratamiento depende de las características del paciente , no obstante, sus efectos suelen oscilar entre los 12 y 18 meses, ofreciendo la posibilidad de realizar tratamientos de mantenimiento para ampliar los resultados.

Objetivos

El objetivo en el tratamiento de Hiperhidrosis axilar y palmar es reducir notablemente la sudoración de la zona. Inhibir temporalmente el efecto de la acetilcolina (la causante de la sudoración), consiguiendo interrumpir la hiperactividad de las glándulas sudoríparas. Así pues, el bótox bloquea los mensajes procedentes de los nervios que están ordenando a las glándulas sudoríparas producir sudor.

 

  • La duración de los tratamientos es aproximada, pudiendo variar según las características del paciente y la complejidad del tratamiento.
  • El precio de este tratamiento es orientativo, pudiendo variar según los viales a emplear, las características y necesidades del paciente y la complejidad del tratamiento. El precio final se definirá tras una valoración personalizada e individual en su primera consulta presencial.